Reforzamiento estructural con Fibra de Carbono

Reforzamiento estructural con Fibra de Carbono

El reacondicionamiento de estructuras de concreto se ha convertido en un uso cada vez más dominante del material en aplicaciones de ingeniería estructural.
Dichos usos incluyen el aumento de la capacidad de carga de las estructuras existentes que se diseñaron para tolerar cargas de servicio mucho mas bajas.
Otros usos incluyen la adaptación sísmica y la reparación de estructuras dañadas.
El reforzamiento con fibra de carbono en muchos casos puede ser un método rentable de fortalecimiento estructural del concreto que han perdido la masa de acero de refuerzo debido a la corrosión y el deterioro del concreto. La ventaja de la fibra de carbono sobre el acero como material de refuerzo se debe a muchos beneficios que incluyen:
  • Peso Ligero
  • No corrosivo
  • Muy alta resistencia a la tracción
  • Disponible en cualquier longitud

El uso de polímeros reforzados con fibras y materiales epóxicos para reforzar y rehabilitar elementos estructurales es una de las principales aplicaciones de los materiales compuestos en el campo de la construcción. Existen diversas causas por las cuales las estructuras requieren ser apoyadas con estrategias de refuerzo, este requerimiento puede ser resuelto utilizando diferentes métodos de reforzamiento, actividad  muy importante, ya sea para dar reforzamiento e incrementar la resistencia y las condiciones de servicio, cuando la capacidad de la estructura existente va a ser modificada, cuando los diseños son adaptados para cubrir nuevas solicitaciones, cuando existen errores en el diseño o inadecuada mano de obra en la etapa de construcción o para reparar daños existentes. Un método de reforzamiento consiste en la estrategia de dar  confinamiento al concreto, mediante  refuerzo transversal, el uso de este tipo de materiales podría tener un gran impacto, el nuevo enfoque en el diseño, considerando el desempeño de la estructura, sugiere la necesidad de nuevos materiales y sistemas estructurales que tengan una mayor capacidad de deformación y resistencia al daño. El concreto reforzado con materiales compuestos es una alternativa que permite mejorar la respuesta de los elementos estructurales.