Estabilización de Losas

Estabilización de Losas

 

Uno de los problemas que causa mayores daños y disminuye la vida util de un piso de concreto, es la perdida de apoyo de las losas debido a vacios debajo de ellas. Estos vacios son producto principalmente del bombeo de finos a traves de las juntas, de la consolidacion de la base causada por el transito repetido de camiones pesados, por una falla de la subrasante a causa de las sobrecargas cerca de las juntas o bien debido a la perdida de la capacidad de resistencia a las cargas producto de la saturacion de la subrasante.

Las cargas de transito pesado inducen las mayores deflexiones  de las losas cerca de las juntas transversales y grietas de trabajo. Si no se tiene un apoyo por debajo de la losa, las tensiones en el concreto incrementan y pueden ocasionar escalonamiento, rotura de esquinas y extenso agrietamiento.

La estabilizacion de losas, es un proceso correctivo que llena los vacios y restaura el apoyo de la losa sin necesidad de demoler el piso de concreto.

Los pasos a seguir son:

  • Deteccion de vacios en forma precisa.
  • Selección de los materiales mas adecuados para la estabilizacion (lechadas o uretanos expansivos).
  • Estimacion correcta de la cantidad de material a utilizar.
  • Ejecucion de pruebas posteriores.

Se inyecta la lechada expansiva por medio de una bomba a presión, y nos sirve principalmente para estabilizar las losas, las terracerías o bien nos ayuda a levantar y nivelar las losas hundidas. (slabjacking)

Este sistema es aprobado por el “American Concrete Institute”, y nos ayuda a evitar la demolicion de losas existentes y salvar los pisos de concreto.

Hoy en día detener la operación o la producción resulta muy costoso, por lo cual es una alternativa rápida, y de bajo costo, y que permite transitar las areas hasta 4 horas despues de realizar los trabajos.

El proceso de estabilización del suelo se puede describir como una técnica estándar que se utiliza para mejorar los rasgos de ingeniería del sueloa fin de desarrollar algunos parámetros importantes, tales como la densidad, resistencia a la cizalladura, compresión, y la conductividad hidráulica del suelo.